Castro Marim

Castro Marim es un pequeño pueblo ubicado en medio de una reserva natural en el sur del Algarve.

Los primeros asentamientos en el área se remontan al período neolítico, una época en la que Castro Marim se encontraba mucho más cerca del mar de lo que está hoy en día. Durante muchos años, la ciudad prosperó como un puerto, dando la bienvenida a barcos que transportaban metales y otras mercancías de las ciudades vecinas de Alcoutim y Mértola.

Castro Marim es parte de la región del "Baixo Guadiana" junto con Vila Real de Santo António y Alcoutim. Estos tres municipios están conectados por el río Guadiana, ocupando un área de 950 km² que combina un paisaje de montañas, el río y el mar.

El Castillo de Castro Marim es uno de los principales monumentos de la ciudad. Fue construido en algún momento entre el siglo X y el siglo XIII y llegó a ser la sede de la Orden de los Caballeros Templarios. De pie sobre una colina, el castillo ofrece maravillosas vistas panorámicas de la ciudad, del río Guadiana, de las salinas de la Reserva Natural do Sapal y del mar a lo lejos, en la distancia. Dentro de las murallas del castillo se encuentran las ruinas de una iglesia del siglo XIV llamada Igreja de Santiago, y un pequeño Museo Arqueológico. La entrada para ver el castillo incluye una visita al museo, que alberga una serie de artefactos que van desde la Edad del Bronce hasta la época romana.

En el siglo XVII, el castillo cayó en desuso y una nueva fortificación, el Fuerte de São Sebastião, se erigió en la colina opuesta para defender a la ciudad de los ataques.

Además del castillo y el fuerte, uno de los edificios más impresionantes de Castro Marim es la Igreja de Nossa Senhora dos Mártires. La iglesia fue establecida en el siglo XVIII y tiene características impresionantes, como la cúpula y el campanario.

Castro Marim está rodeado por una gran reserva natural, conocida como la Reserva Natural do Sapal. La reserva se extiende por más de 2.000 hectáreas, cubriendo un área de marismas saladas, salinas y áreas secas de suelos de esquisto. La Reserva Natural do Sapal es el hábitat de varias aves, incluyendo flamencos, cigüeñas y avocetas, y posee una rica flora con más de 400 especies de plantas. Para obtener más información sobre la reserva, puedes dirigirte al centro de visitantes ubicado en Cerro da Rocha, que ofrece sugerencias para itinerarios en la zona.

En el norte de Castro Marim, se encuentra Odeleite, un pequeño pueblo a orillas del río con el mismo nombre. Visto desde el aire, el río se asemeja a la forma de un dragón, motivo por el cual la gente empezó a llamarlo el "Río del Dragón Azul": el mejor lugar para admirar esta magnífica vista es el Barragem de Odeleite.

La costa de Castro Marim se compone de tres playas: Praia Verde, Praia da Alagoa y Praia do Cabeço. Las playas están formadas por dunas bajas y pinos, y ofrecen aguas tranquilas y cálidas durante el verano.

Castro Marim permanece tranquilo durante la mayor parte del año, pero cobra vida en agosto con su festival medieval. Conocido como “los Días Medievales", el festival se celebra el último fin de semana de agosto y incluye actuaciones callejeras, exhibiciones de esgrima tradicional y puestos de comida llenos de delicias locales. En el primer día del evento se lleva a cabo un desfile entre el pueblo y el castillo, y en el último día hay otro desde el castillo hasta el pueblo.

Otros eventos interesantes en Castro Marim incluyen la Festa do Caracol en mayo, donde los lugareños se reúnen para comer caracoles, y la feria de artesanías en julio, que muestra artesanías tradicionales como la cestería y la fabricación de encajes y productos regionales como la miel y las salchichas curadas.

Explora esta región siguiendo nuestro Castro Marim Tour. También puedes leer más información sobre las playas de Castro Marim.

Volver a la página principal