Portimão tour de 2 días - El puerto más grande del Algarve oeste

Día 1

Pasamos al dia 15 de nuestro Tour por el Algarve, y empezamos nuestro Tour de 2 días por Portimão, la ciudad portuaria más grande del oeste de Algarve. Situada entre el río Arade y el océano Atlántico, la ciudad cuenta con un paisaje increíble, lleno de playas de arena suave, sitios históricos y un montón de lugares de ocio.

Después de pasar dos días explorando Lagoa, crucé el río Arade y continué mi viaje hacia Portimão. Poco después de las 8 de la mañana, llegué al Mercado Municipal de Portimão. Entré y encontré una gran variedad de puestos llenos de productos de colores. En la primera planta se encontraban todas las frutas y verduras, mientras que en la segunda estaba todo el pescado y el marisco. Al pasar por los puestos, escuchaba a los vendedores charlar con sus clientes mientras intercambiaban monedas por bolsas con productos frescos.

Luego pasé por la Igreja do Colégio, un antiguo colegio jesuita en Portimão. Me quedé afuera admirando su imponente fachada, enmarcada por una hermosa moldura amarilla.

Después caminé hacia la Igreja da Nossa Senhora da Conceição, la iglesia matriz de Portimão. La iglesia fue construida en el siglo XV, pero ha sido restaurada varias veces, por lo que no queda mucho de la estructura original, aparte de un pasillo gótico y una gárgola.

Continué hacia el río y paré para visitar Casa Manuel Teixeira Gomes. Este museo local está dedicado a Manuel Teixeira Gomes, un escritor y político de Portimão, que fue también presidente de Portugal. Justo al otro lado del museo, vi un pequeño jardín bordeado por una serie de bancos de azulejos, cada uno de ellos representando un momento importante de la historia portuguesa.

Después de pasear por el jardín durante un rato, me dirigí al Restaurante Bacalhoada para almorzar. Aquí, el bacalao es el rey ¡y está en todo el menú! Hay más de 15 variedades de platos de bacalao, por lo que es difícil elegir sólo uno. Al final, me decidí por el Bacalhau à Brás, que combina el bacalao con huevos revueltos, perejil, patatas y aceitunas negras.

Desde aquí, bajé al paseo marítimo, que ya había visto desde la distancia cuando pasé por Ferragudo.

Seguí el reguero de palmeras hasta el Museo de Portimão. El museo está ubicado en una antigua fábrica de conservas y además de mostrar los hallazgos arqueológicos habituales en los otros museos del Algarve, este también tiene un área interactiva que recrea las líneas de producción de la antigua fábrica, desde la captura del pescado hasta su preparación para conservarlo en lata, y finalmente, su promoción al mundo.

A continuación, conduje hasta Alvor, un pueblo pesquero situado en la frontera occidental de Portimão.

Primero, pasé por Praia de Alvor y caminé por la pasarela de madera que discurre por la Reserva Natural de la Ría de Alvor a través de una serie de salinas y marismas, donde tuve la suerte de ver un pequeño grupo de flamencos blancos.

De vuelta a la orilla, conduje hasta las ruinas del Castillo de Alvor, una antigua fortificación que ahora alberga un parque infantil. A unos pocos pasos de aquí, encontré la iglesia de Alvor, un impresionante edificio blanco y amarillo, justo como las iglesias que había visto en el centro de Portimão.

Desde Alvor, me dirigí al Sitio Megalítico de Alcalar. Situado en el extremo norte de Portimão, esta gran necrópolis está formada por 18 tumbas diferentes ¡y fue construida hace unos 5.000 años! Las tumbas se descubrieron a finales del siglo XIX, pero ahora son uno de los monumentos nacionales de Portugal.

Después de la visita, volví a la costa y me detuve en Marisqueira Carvi para cenar. Las mesas del restaurante estaban cubiertas con deliciosos platos de marisco, así que no pude evitar pedir eso mismo. También le pedí al camarero que me ayudara a elegir un vino, ya que tenían una lista bastante larga, y me sugirió una botella de vino tinto de la región del Alentejo.

Algarve Lifestyle se hizo cargo de mi estancia en Portimão y me reservó una habitación en el Hotel Bela Vista. Tan pronto como terminé mi cena, conduje directamente hacia allí. Me quedé deslumbrada por el hotel y sus alrededores. En el lado derecho se encontraba la piscina, rodeada de palmeras y tumbonas, y justo detrás estaba la playa. El interior de Bela Vista era aún más impresionante, con azulejos pintados a mano que cubrían las paredes del vestíbulo, del restaurante e incluso de las habitaciones. Subí a mi habitación y me senté en el balcón durante un rato, admirando las vistas al mar. Cuando el cielo finalmente se volvió negro, cerré la ventana y me fui a la cama. 

Mapa de la ruta a pie del primer día en Portimão (mañana)





Mapa de la ruta en coche del primer día en Portimão (tarde)





Inicio del Tour por el Algarve | Tour por el Algarve - Día Anterior| Tour por el Algarve - Día Siguiente