Silves tour de 2 días: Entre la montaña y la costa

Día 1

Dejamos atrás Albufeira y comenzamos nuestra excursión de 2 días por Silves, el día 11 de nuestra gira por el Algarve. Silves es una ciudad medieval situada entre las montañas y la costa del Algarve.

Salí de Paderne el sábado por la mañana y me dirigí hacia Silves. Lo primero que vi en cuanto llegué fue su castillo, una impresionante fortificación construida con paredes de piedra roja en lo alto de una colina que domina la ciudad. El Castillo de Silves fue construido por los árabes y es considerado el castillo mejor conservado del Algarve.

Conduje directamente hacia él, pasando por una serie de calles adoquinadas repletas de casas y cafeterías locales, hasta que finalmente llegué a la cima. Desde aquí, pude ver el laberinto de techos de terracota que conducían al río y el blanco Puente Romano sobre sus aguas calmadas.

Justo al lado del castillo, vi la Catedral de Silves. Originalmente construida como una mezquita, se convirtió en catedral después de la reconquista cristiana del Algarve. La catedral tiene una fachada impresionante, con una mezcla de paredes blancas enyesadas y arenisca roja, el mismo material utilizado en las paredes del castillo. El interior es igual de impresionante ya que combina la arquitectura gótica, medieval y barroca, todo bajo un mismo techo.

Salí de la catedral y caminé hacia el Museo Arqueológico de Silves. El museo presenta una sorprendente colección de hallazgos arqueológicos descubiertos en la región, desde la Prehistoria hasta el siglo XVII. Su principal atracción es un gran pozo morisco que se encuentra justo en el medio del museo. Pero hay otros elementos que vale la pena revisar, como la cerámica del período islámico y las canciones funerarias de la Edad del Hierro.

Después de la visita, me dirigí hacia la orilla del río haciendo una parada rápida cerca de la Cruz de Portugal, una hermosa cruz gótica hecha con piedra caliza, que ha estado en Silves durante cientos de años y es considerada un monumento nacional.

Luego, pasé por el Mercado Municipal de Silves. Dentro del mercado encontré unos cuantos puestos de venta de pescado, verduras y mucha fruta. La visión de tantos ingredientes deliciosos me estaba empezando a dar hambre, así que decidí ir a almorzar.

A pocos pasos del mercado de Silves se encuentra uno de los mejores restaurantes de marisco del Algarve, Marisqueira Rui. Aquí podrás saborear una gran variedad de pescado y marisco fresco, como camarones, almejas, langosta, cangrejo y mucho más. Pedí una sopa de pescado para comenzar y camarones al ajo como plato principal.

Por la tarde programé una visita a una bodega de Silves: Convento do Paraíso. Ubicada en una antigua granja llamada Quinta de Mata Mouros, el Convento do Paraíso utiliza tanto métodos tradicionales como modernos para producir su delicioso vino local. El viñedo se extiende por 12 hectáreas y ofrece unas vistas increíble de la ciudad de Silves.

Después de mi experiencia de cata de vinos, fui al Amendoeira Golf Resort en Alcantarilha para una breve clase de golf. El complejo cuenta con tres campos de golf excepcionales: uno de ellos incluso ha sido diseñado por Sir Nick Faldo, un golfista profesional inglés que fue el número uno en el Ranking Oficial de Golf.

Después de mi lección, conduje hasta Armação de Pêra para explorar las playas de Silves. Primero me detuve en Praia de Armação de Pêra, una pequeña playa de arena rodeada de modernos bloques de apartamentos y un paseo lleno de animados bares y restaurantes. Caminé por el paseo y terminé en la Fortaleza de Armação de Pêra. Antiguamente utilizada para proteger la ciudad de los ataques de los piratas, hoy en día la fortaleza es el lugar ideal para admirar las vistas al mar sin tener que pisar la arena.

Prestando atención también pude ver las dunas de Praia Grande, una de las playas más largas del Algarve. La playa está rodeada por dos impresionantes humedales, el arroyo Alcantarilha en el oeste y el lago Salgados en el este. Me quedé en la fortaleza un poco más y observé la puesta de sol antes de dirigirme al hotel.

Esta vez, Algarve Lifestyle reservó en Vila Vita Parc, un lujoso hotel que se encuentra en un acantilado sobre el Atlántico. El hotel tiene todo lo que puedas imaginar, incluyendo canchas de tenis, piscinas, jardines tropicales, minigolf e incluso un restaurante con dos estrellas Michelin llamado Ocean. Poco después de hacer el check-in, fui al restaurante a cenar. El menú fue cocinado por el chef austriaco Hans Neuner, considerado el chef del año de Portugal en 2009 y 2012. Tuve un asiento privilegiado cerca de la ventana, lo que me permitió disfrutar de las vistas del océano mientras disfrutaba de mi exquisita comida de cuatro platos.

Al final, lo que quería era probarlo todo de nuevo, pero se estaba haciendo tarde, así que justo después del postre me fui directamente a la cama.

Mapa de la ruta del primer día en Silves





Inicio del Tour por el Algarve | Tour por el Algarve - Día Anterior| Tour por el Algarve - Día Siguiente