Ria Formosa

Una maravilla natural al llegar a Faro

Extendiéndose a lo largo de la costa del Algarve, el Parque Natural de Ria Formosa es una red natural de islas, dunas, canales y playas de arena que cubre los distritos de Faro, Loulé, Olhão, Tavira y Vila Real de Santo António. Esta zona fue declarada Parque Natural en 1987 y es ahora una de las zonas protegidas más bellas del Algarve.

Ria Formosa tiene una área de cerca de 18.000 hectáreas y incluye dos penínsulas y cinco islas: la Peninsula de Ancão, también conocida como Ilha de Faro, la Peninsula de Cacela, y las islas de Ilha da Barreta, Ilha da Culatra, Ilha de Armona, Ilha de Tavira e Ilha de Cabanas. Desde Faro, la mayoría de las islas son únicamente accesibles en barco, pero Ilha de Faro puede ser visitada con coche y se sitúa a sólo unos minutos del aeropuerto.

Los ferrys hacia Ria Formosa parten de Cais da Porta Nova en Faro, llevándote a través de las islas paradisíacas y descubriendo su extraordinario entorno natural.

Ria Formosa al amanecer, mirando hacia el este dirección FaroRia Formosa al amanecer, mirando hacia el este dirección Faro

Considerado una de las siete maravillas de Portugal, Ria Formosa dispone de una increíble diversidad de fauna y flora. El parque ofrece el entorno perfecto para el avistamiento de aves ya que muchas especies migran hacia esta área durante el invierno, en su ruta entre Europa y África. El calamón común es una de las especies más raras del parque y es el símbolo de Ria Formosa. Entre las especies en peligro de extinción que viven en esta área se encuentran los camaleones y los caballitos de mar, constituyendo una de las mayores poblaciones de caballitos de mar del mundo. Es recomendable visitar el Centro de Educación Ambiental de Marim para encontrar las mejores rutas que permitan observar estos animales de cerca.

Personajes amigables como el Cão de água portugués (“perro de agua portugués”) suelen encontrarse cerca de los pescadores, ya que esta raza de perro nativa del Algarve ayuda a capturar los peces atrapados en las redes.

Las playas de arena blanca y sus aguas cálidas se añaden también al atractivo de Ria Formosa, convirtiéndolo en un retiro tranquilo para locales y turistas por igual.

Hay varias formas de explorar este santuario natural: se puede alquilar un kayak, hacer un tour en bicicleta o simplemente caminar por los senderos de las islas y saborear sus impresionante entorno.

La extracción de sal, el cultivo de marisco y la pesca son algunas de las actividades más populares en esta área. Estas ayudan a proveer los ingredientes principales para las especialidades locales como el arroz de navaja, las almejas y la sopa de pescado, que pueden ser saboreados en varios restaurantes a orillas del mar.

Vuelve a la página de Faro|Vuelve a la página principal